PREGUNTAS FRECUENTES

Protección solar y ahorro energético en edificios

La cantidad de calor que atraviesa un acristalamiento en invierno es menos significativa. En ese momento, el Sol está tan lejos de nosotros que las temperaturas bajan hasta 20 grados y en muchas viviendas por cuyos acristalamientos entra el sol en verano no llega siquiera a entrar en invierno o lo hace solo unos pocos minutos al día.

Si tiene calefacción de cualquier tipo y le interesa preservar el calor en el interior de su hogar, las láminas de Iberlam  le ayudarán a ello gracias a su coeficiente de emisividad, más bajo que el del vidrio claro convencional.

 

En primer lugar, hay que decir que existen muchos tipos de láminas con diversos grados de transmisión de luz. Pero respecto a su pregunta, si usted apoya unas gafas de sol sobre un papel blanco también le parecerán muy oscuras. Sin embargo, cuando usamos las gafas por la calle, a la luz del día, la visión es perfecta.

Así pues, no podemos valorar la lámina colocada sobre una superficie opaca que no transmite luz. Las láminas se aplican sobre vidrios y otros materiales transparentes, que dejan pasar la luz.

 

Iberlam no se lo aconseja. Una correcta instalación es esencial para su eficacia y duración, además de poder disfritar de las amplias garantías ofrecidas por el fabricante. La instalación debe realizarla un técnico con formación específica: un profesional de Iberlam autorizado.

Las láminas, que se unen al vidrio mediante un adhesivo incorporado y con ayuda de una solución acuosa lubricante, pasarán desapercibidas si las instala un auténtico experto de Iberlam.

Reduce la decoloración y protege la belleza del color

No. Puede estar tranquilo porque esto no ocurrirá. Quienes miren al escaparate verán las prendas con todo su color, vivo y real, tal cual es.

La razón es que las láminas Solarcheck que protegen contra la decoloración no están tintadas con ningún pigmento. Son láminas metalizadas, para que reflejen los rayos solares. No producen ninguna distorsión cromática.

Las láminas Solarcheck son de gran calidad y, por ello, se requiere de una buena instalación para poder garantizar su resultado. La tiene que llevar a cabo un técnico con formación específica para ello: un profesional Iberlam autorizado.

Se unen al vidrio mediante un adhesivo incorporado, con ayuda de una solución de agua jabonosa. Cuando las ha instalado un auténtico experto de Iberlam, son imperceptibles para el ojo humano.

Por supuesto que sí. El mismo profesional de Iberlam autorizado que instalará las láminas, le asesorará sobre todos aquellos detalles de luminosidad que harán que el interior de su escaparate sea perfectamente visible. Los técnicos están específicamente preparados para conseguir la máxima protección que permita el escaparate.

Total seguridad en zonas acristaladas

Sí, se puede mejorar. Previamente debe hacerse un examen del vidrio existente, este puede rehabilitarse mediante el uso de láminas Solarcheck de acuerdo a los ensayos efectuados según la norma UNE 108/131. Además, en el caso de los centros de enseñanza, las láminas Solarcheck tienen un valor añadido al eliminar prácticamente la dispersión de fragmentos de vidrio en caso de rotura.

En muy pocos casos puede evitarse la rotura. En vidrios de poco espesor, una buena lámina de seguridad puede contribuir a reducir la flexión en caso de impacto y evitar la rotura en impactos de muy baja intensidad. Pero, en general, frente a un impacto de cierta intensidad, el vidrio se romperá. Sin embargo, la función de las láminas de seguridad no es evitar la rotura de vidrio, sino de mantener unidos los fragmentos para que no hieran a las personas.

No necesariamente. Según los expertos, los ensayos de impacto efectuados en uno y otro supuesto arrojan resultados muy similares que no justificarían el coste de desmontar y volver a montar el vidrio. De hecho, es cierto que cuando se produce una rotura y se desmorona totalmente el vidrio, la parte de este que está en contacto con el marco es la que suele permanecer ahí. Es decir, el propio vidrio ya cumpliría esa función de anclaje.

Iberlam no se lo aconseja. Las láminas Solarcheck de Iberlam son un producto de alta tecnología. Una correcta instalación es esencial para su eficacia y duración y para poder disfrutar de las amplias garantías ofrecidas por el fabricante. La instalación debe realizarla un técnico con formación específica: un profesional de Iberlam autorizado.

Las láminas, que se unen al vidrio mediante un adhesivo incorporado y con ayuda de una solución acuosa lubricante, pasarán desapercibidas si las instala un auténtico experto de Iberlam.

Protección en automóviles

Solarcheck es la marca líder en el mercado de láminas de protección solar y seguridad para el vidrio de su automóvil, homologadas según la O.M. 11822 de 24 de julio de 2010

Ni mucho menos. Aunque es cierto que muchos usuarios instalan láminas en sus vehículos por una mera cuestión estética, cada vez son más las personas que lo hacen para proteger a los ocupantes del vehículo de los rayos UV y del exceso de calor que penetra en el interior del habitáculo a través de los cristales. Por eso existen diversos tipos y tonalidades de láminas.

Esta es una creencia muy común, pero no es cierta. Solarcheck dispone de varias series de láminas, con varios tonos dentro de cada serie.

Las series UP  HP SUPREME  están formadas por láminas de última generación. Cualquier lámina de una de estas dos series, incluso las más claras, posee mayor rechazo de energía solar (calor) que la más oscura de las láminas tintadas convencionales. Además, estas están garantizadas de por vida, incluyendo la estabilidad del color.

Las láminas Solarcheck se adhieren al vidrio mediante un adhesivo incorporado, similar al empleado en la fabricación de los parabrisas laminados. En caso de rotura, las láminas reducen en gran medida la proyección de fragmentos de vidrio y los daños personales.

Filtran la práctica totalidad de los rayos ultravioleta, protegiendo de posibles enfermedades y afecciones de la piel provocadas o agravadas por estas radiaciones.

Ayudan a optimizar la climatización del vehículo. Normalmente, cuando accionamos el aire acondicionado, los pasajeros de la parte trasera lo perciben con menor intensidad que los de la parte delantera, pero si el vehículo va provisto de láminas Solarcheck, la energía solar que penetra en la parte posterior del vehículo se reduce notablemente y se consigue suavizar la diferencia de temperatura entre ambos espacios, evitando tener que forzar el aire acondicionado o climatizador, que tantas veces resulta excesivo para los pasajeros de la parte delantera y, sin embargo, poco eficaz para los de la parte trasera.

Controlan el exceso de luz  que penetra a través de los cristales, por lo que reducen los deslumbramientos.